miércoles, 21 de enero de 2009

Cuaversos de Bitácora

ANOCHE CUANDO DORMÍA de Antonio Machado es la protagonista de hoy. Me da cierto aire a que os la he leído en algún blog en una de las citas con Cuaversos. De todos modos, yo la quiero rescatar de nuevo dedicándola a Barack Obama, Martin Luther King, y a todos los que alguna vez hayan tenido un sueño.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Dí: ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.

0 comentarios :