sábado, 3 de enero de 2009

Mariquita Pérez



El Mercado Puerta de Toledo de Madrid acoge a partir del día 3 de enero la exposición Mariquita Pérez y sus amigas 1939-1960, donde se exhibirán durante dos meses unas 150 muñecas que se vendían en las jugueterías de la época: la propia Mariquita acompañada de Anita Diminuta y Mari Pepa Mendoza, entre otras.

Consuelo Yubero, dueña de la colección, ha explicado que lleva 30 años coleccionando muñecas antiguas. "Los accesorios y vestidos de Mariquita Pérez eran idénticos a los de los niños de verdad; los zapatos eran de piel, los tejidos de primera calidad y las gafas de carey", relata Yubero quien, además, ha conseguido recopilar todos los catálogos de la época para añadir a la colección.

La coleccionista asegura que Mariquita Pérez fue "testigo de una España recién salida de la guerra y constituyó un foco de esperanza de una vida mejor, nos reflejó los cambios de moda y la ideología predominante de aquella época". Además, "representó las personalidad a la que aspirábamos las niñas de la época".

En aquellos años, la mayoría de las familias españolas no se podían permitir el lujo de comprar una Mariquita Pérez, ya que su precio estaba entre las 85 y 100 pesetas de la época, mientras el salario medio no superaba las 10 pesetas diarias. "La mayoría de las niñas la admirábamos desde la calle y soñábamos con tener una algún día", afirma la Yubero, cuyo sueño se cumplió gracias a su marido, un coleccionista de juguetes antiguos.

La historia de Mariquita Pérez se remonta al año 1940, cuando Leonor Coello de Portugal encargó la fabricación de las primeras muñecas en el taller de Bernabé Molina, en Onil (Alicante) y, pronto montó un gran negocio ya que los mil primeros modelos realizados en noviembre de 1940, se vendieron enseguida en Madrid.

1 comentarios :

Nefer dijo...

Yo es que era de la Nancy... y tampoco me tiraba mucho.