jueves, 4 de junio de 2009

Gerhard Richter



El artista alemán Gerhard Richter (Dresde, 1932) moldea la realidad de la fotografía con espátulas repletas de pintura hasta crear una simbiosis entre ambos géneros, que se puede ver ahora, por primera vez en España, dentro de la exposición 'Fotografías pintadas' en la Fundación Telefónica. Son más de 400 imágenes, algunas de ellas inéditas, realizadas desde el año 1989 y procedentes de más de 60 colecciones privadas. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 30 de agosto, forma parte de la Sección Oficial de PhotoEspaña.

Para el comisario de la exposición Marcus Heinzelmann, Richter ha entablado un productivo diálogo entre la pintura abstracta y la fotografía instantánea, mediante diferente técnicas de sobrepintado hasta conseguir un atractivo juego de fantasía y realidad.

Partiendo de imágenes tomadas durante sus vacaciones, sus tardes en familia y otros elementos de la vida cotidiana, Richter extiende su paleta de colores, una veces salpicando la imagen de gotas de pintura, otras sumergiendo la fotografía en laca diluida, y otras colocando la fotografía en un lugar cuidadosamente elegido al borde de la espátula.

Pero paro Richter , uno de los artistas más influyentes de nuestro tiempo, el elemento central de su producción es la "sorpresa" y si no consigue este efecto, desecha sus trabajos, según explicó Marcus Heinzelmann.

Además, en los trabajos de Richter se observan distorsiones que desplazan al sujeto y lo apartan de la realidad para subrayar que una imagen, sea pintada o fotográfica.

En esta muestra también podemos ver imágenes muy íntimas de Richter , un hombre "tímido" según Heinzelmann, poco dado a mostrar en público su vida privada. Asimismo, el comisario de la muestra explicó que para Richter hay una relación muy fuerte entre sus trabajos y la muerte. El artista incluso ya ha comprado su propio ataud según indicó Heinzelmann.

Richter tuvo su primera exposición individual en 1964 en la Galería Schmela en Düsseldorf. Poco después, celebró exposiciones en Múnich y Berlín y a principios de los setenta expuso con frecuencia por toda Europa y los Estados Unidos. Su cuarta retrospectiva, Gerhard Richter : 40 años de pintura, con Robert Storr como curador, se inauguró en el MoMA de Nueva York en febrero de 2002, luego viajó a Chicago, San Francisco, y Washington, DC. Richter ha ganado el Praemium Imperiale en 1997.

La producción artística de Gerhard Richter puede clasificarse en tres categorías: figurativa, esto es, todas las pinturas se basan en la fotografía o la naturaleza; construtivista, trabajo más teórico como tablas de color, paneles de vidrio y espejos; y abstracta, casi todo el trabajo realizado desde 1976 excepto bodegones y paisajes.

2 comentarios :

Nefer dijo...

A mí es que este tipo de arte como que no me llama...

Besillos

Tomas dijo...

Lo vi en PhotoEspaña este año, me decepcionó sobre manera, me esperaba más, muchísimo más y me fui muy aburrido. A groso modo podría decir que el 95% por ciento de lo que vi en la Fundación Telefónica eran auténticos pegotazos para un artista de su talla, cualquier alumno de bellas artes es capaz de crear lo que este señor hace en esta disciplina. Las fotos mediocres, de andar por casa, y la interacción con la espátula a la parte que me gustó se la achaco al azar más que a la causalidad.

Después de ver su exposición me pareció un timo que este señor estuviera en PhotoEspaña, pero de todo tiene que haber.