viernes, 26 de junio de 2009

Michael, el triunfo del Rey




Anoche tuve un sueño. Soñé que una tarde de agosto de 1958 nacía en Gary, un rincón del estado de Indiana. Soñé que desde muy pequeño tendría claro que sería cantante, compositor, bailarín y estrella del pop. Anoche soñé que formaba un grupo de éxito con mis hermanos y empezaba a saber lo que sería mi vida. Soñé que vivía en 1982 y creaba el mejor disco de pop de toda la historia de la música. Se llamaría Thriller y vendería casi 110 millones de copias en todo el mundo. Me concederían cincuenta y ocho discos de platino, dos de uranio, uno de diamante, y además 8 premios Grammy´s. Un disco que incluiría temas tan emblemáticos como Beat it, Billie Jean o la canción que cedería título al disco, Thriller, que daría pie a un corto de terror que significaría uno de los mejores video clips de música de todos los tiempos. Además en mi sueño escribía más de una veintena de grandes éxitos que la gente recitaría como si fueran Reyes Godos. Más que otros mitos que salían también en mi sueño, como un tal Presley o un tal Lennon. Anoche soñé que sería una de las figuras más influyentes del siglo XX quizás sólo por detrás de Kennedy o Hitler. Y por supuesto, el más grande de la música. El verdadero Rey de la música. Anoche también tuve una pesadilla. Soñé que mi vida personal sería un auténtico suplicio. Que la prensa me acosaría y que mi genialidad sería directamente proporcional a mis momentos de locura, porque cada genio guarda en su interior la misma cantidad de talento que de excentricidad. Que tendría la desgracia de padecer vitíligo, una enfermedad que afectaría al color de mi piel. Que me acusaban de pederastia, acusaciones que nunca nadie pudo demostrar. Anoche soñé que me casaría un par de veces y los momentos más felices serían cada uno de los nacimientos de mis pequeños, Prince, Michael y Paris. Anoche soñé que viviría por y para la música.

Que sería el artista más global de la historia. Que sería el Rey del Pop.
Anoche soñé que era Michael Jackson.

Y ahora, al despertar, me he convertido en las decenas de hits creados desde el año 1972, los cientos de miles de seguidores en todo el mundo. Soy las millones de lágrimas que los fans han vertido, la cantidad innumerable de copias vendidas, el paso de baile más especial de la historia, las horas de noticias en las que he aparecido, todas y cada una de las entradas en los buscadores en aquello que me ha hecho, a veces, tanto daño y que otras me daría tanto cariño, Internet. Soy todos los momentos en los que se ha escuchado alguna canción del genio. Soy el mejor artista de todos los tiempos. Soy el Rey de la Música. Soy Michael Jackson.


Su último cumpleaños en mi antiguo blog...

3 comentarios :

Nefer dijo...

Hoy es un día triste para todos los fans :_(

Nefer dijo...

A pesar de todo, ha sido el mejor sueño que nadie pueda tener... siempre Michael.

yoyi dijo...

vaya cacho de foto que has puesto clarence!! michael ha sido y sera el mejor!