jueves, 5 de noviembre de 2009

Granada llora la muerte de Francisco Ayala



Francisco Ayala nació en Granada en 1906. Se graduó en Derecho en la Universidad de Madrid en 1929. Tras licenciarse consiguió una beca para estudiar Filosofía Política y Sociología General en Alemania. De nuevo, en España, se doctoró y ejerció como catedrático de Sociología y Ciencias Políticas en la Universidad de Madrid, cargo en el que permaneció hasta 1936. Por esos años fue colaborador de la Revista de Occidente y la Gaceta Literaria. En esta época nació la que sería su única hija: Nina. Un año más tarde se declaró la Guerra Civil y el escritor, que en esos días viajaba por Latinoamérica con su mujer y su hija, regresó a España, exponiendo su vida, para ponerse, como funcionario público, al servicio del Gobierno de la República.

Al finalizar la contienda se exilió a Buenos Aires, donde publicó algunas de sus obras, impartió clases de Sociología en la Universidad de La Plata de 1939 a 1950, y fundó la revista literaria Realidad. Más tarde se trasladó a Puerto Rico, donde fundó la conocida revista La Torre. De aquí pasó a Princeton, Nueva York y Chicago, donde fue profesor de literatura española. Regresó definitivamente a España en 1969 y, de manera definitiva, en 1980. En 1998 nació la Fundación Francisco Ayala como un homenaje al escritor. La fundación tiene dos sedes, una en Sevilla y otra en Granada.

La lucidez crítica, la distancia que propicia la ironía y la preocupación moral emparientan su fecunda obra con algunos grandes clásicos del Siglo de Oro español.

Desde el momento mismo de sus inicios, como hemos visto, la escritura de Francisco Ayala (la de creación, pero igualmente la ensayística) se ha caracterizado por ser una incesante búsqueda del sentido: del sentido íntimo de cada acontecimiento cotidiano; del sentido que el destino personal y colectivo ofrece a cada ser concreto; del sentido de las reglas que caracterizan la interacción social... del sentido del vivir mismo, en última instancia.

Ayala, a lo largo de su extensa vida, ha recibido numerosos galardones, y reconocimientos, es doctor Honoris Causa por varias universidades, es miembro de la Real Academia Española desde 1983 y ha sido propuesto en diversas ocasiones como candidato para el Nobel.

Las cenizas de Francisco Ayala, fallecido el martes a los 103 años, reposarán en su ciudad natal, Granada, por voluntad de su viuda, Carolyn Richmond, según informó hoy en un comunicado la Fundación, que además señala que "los detalles se anunciarán en su momento".

Autoridades y representantes del mundo de la cultura, entre los que se encontraban el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el rey Juan Carlos y los Príncipes de Asturias, el poeta Luis García Montero o la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde acudieron ayer al tanatorio del Parque de San Isidro de Madrid para dar el último adiós al autor de 'El jardín de las delicias'.
En Granada, las banderas ondearon a media asta en una jornada declarada de luto oficial por las instituciones y, a las puertas de la Diputación de Granada, se guardó un minuto de silencio en homenaje al que fue nombrado hijo predilecto de la provincia y al que "siempre llevará en su corazón".

Además, el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler y la diputada de Cultura, María Asunción Pérez Cotarelo, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el delegado del gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, y representantes de la Universidad de Granada se trasladaron hasta Madrid para mostrar sus condolencias a la familia.

0 comentarios :