domingo, 13 de diciembre de 2009

El juego de Prisa



O sea... que un penalty injusto y un gol ilegal contra el Almeria en casa... y/o un gol anulado en casa a favor del Racing en posición legal,... son lances del juego; y un penalty claro, que el propio jugador del Espanyol admite, es Villarato...
Ya entiendo el juego Prisa.

El FC Barcelona se llevó la victoria por la mínima (1-0) ante el Espanyol con un juego discreto y gracias al solitario tanto de Ibrahimovic tras un polémico penalti al borde del descanso que significó los tres puntos para los culés, antes de viajar a los Emiratos Árabes con motivo del Mundialito de clubes.

Ante la ausencia de Messi, que sufrió un esguince de grado II en el partido frente al Dinamo de Kiev, pero que quiso celebrar con su público el 'Balón de Oro' que le acredita como mejor jugador del momento, el Barcelona tiró de casta para llevarse la importante victoria.

Los pupilos de Pep Guardiola comenzaron el partido, como viene acostumbrando, a llevar el peso del partido acaparando la posesión del balón aunque sin esa movilidad de balón que sorprende a sus rivales mientras que el Espanyol, muy bien colocado, intentaba aprovechar los errores en la medular blaugrana para salir rápido a la contra.

Con Xavi e Iniesta en el centro del campo, los de Pep Guardiola se vieron presionados por Verdú y Raúl Baena, ambos jugadores procedentes de La Masía, y encontraron muchas dificultades para buscar los movimientos en ataque de Pedro, Henry e Ibrahimovic.

El sueco se mostró muy 'enchufado' en una búsqueda continua del gol y, a pesar de no tener a Messi a su lado, se plantó en el área rival para llevar el peligro a la meta defendida por el africano Carlos Kameni, que salvó un 'mano a mano' a Henry en los instantes iniciales.

Con el Barça volcado al ataque, Verdú tuvo en sus botas la mejor ocasión para los 'pericos', que desbarató Víctor Valdés con una bonita parada que llegó tras los errores cometidos ante el Deportivo y el Dinamo de Kiev.
Y, una vez más, como ya hiciera ante Getafe, Atlético de Madrid, Racing, Málaga y Real Madrid, el delantero sueco se encargó de anotar el primer gol blaugrana tras transformar un penalti sobre Xavi en un salto dentro del área, donde el de Terrasa se dejó caer.

Tras la reanudación, el conjunto culé se limitó a controlar el ritmo de partido con un juego muy espeso que ayudaba a estirarse al Espanyol que gozó de claras ocasiones de Iván Alonso, que se 'desmelenó' en la segunda mitad con la entrada al terreno de José Callejón.

Con el único tanto del sueco, Guardiola decidió apostar por Seydou Keita sustituyendo a Pedro y por Bojan para reemplazar a Ibrahimovic que terminó el choque con algunas molestias por el esfuerzo realizado.

A pesar de los cambios, el Barcelona consiguió llevarse los tres puntos antes de viajar a Abu Dhabi para disputar el Mundialito de clubes donde se medirá en semifinales al Atlante mexicano. Con esta derrota, los de Mauricio Pochettino reciben así su quinta consecutiva a pesar de mostrar una buena imagen llevando a los de Guardiola a terminar el partido pidiendo la hora.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Pero mira que eres culé. Coño.

Anónimo dijo...

Ah. Y soy Bomarzo.

Clarence, el granadino errante... dijo...

Bomarzo... eso es así...