jueves, 4 de febrero de 2010

Giacometti salta la banca




El mercado del arte voló ayer en mil pedazos y las previsiones más escandalosas quedaron hechas añicos cuando la noticia saltó en boca de los portavoces de Sotheby's. Una escultura de bronce de tamaño natural del artista suizo Alberto Giacometti, L'homme qui marche I, de 183 centímetros de altura, fue subastada ayer en la sede de Sotheby's de Londres por 65 millones de libras (74,34 millones de euros). Esa cifra constituye el récord mundial de una obra de arte, según Sotheby's, batiendo la marca que desde mayo de 2004 tenía el cuadro de Pablo Picasso Muchacho con una pipa (El joven aprendiz).

La identidad del comprador, que pujó por teléfono, se desconoce

La obra de Picasso fue vendida también por Sotheby's, pero en Nueva York, al precio de 104,168 millones de dólares, equivalentes entonces a 58,052 millones de libras esterlinas. El giacometti subastado ayer se adjudicó por 65 millones de libras, equivalentes a 104,327 millones de dólares, por lo que en ambas monedas constituye un récord mundial. Todos los precios son incluyendo las comisiones asignadas a la casa de subastas.

La venta de ayer no constituiría un récord mundial si se hace su conversión a euros, pero eso no es en realidad significativo porque ninguna de esas ventas se ha hecho en euros y la moneda europea está ahora mucho más cara que en 2004, por lo que la comparación es imposible.

La pieza de Giacometti era propiedad del banco alemán Dresdner Bank, que sacó a subasta otras obras de arte para recaudar fondos tras las pérdidas sufridas durante la crisis económica mundial. El banco esperaba recaudar menos de la tercera parte del precio por el que finalmente fue adjudicada.

Un total de 10 personas intentaron hacerse con la pieza, que acabó siendo vendida en apenas ocho minutos. Como suele ocurrir en estos casos, anoche se desconocía la identidad del misterioso comprador y, como es también habitual, las especulaciones se centraron en algún oligarca ruso o en un multimillonario de Oriente Próximo. El comprador pujó por teléfono y estuvo representado en la sala por Philip Hook, un experto de Sotheby's del departamento de Arte Impresionista y Moderno. En la puja final batió a otro comprador anónimo que estaba representado por Bill Ruprecht, consejero delegado de la casa de subastas.

L' homme qui marche I es una de las piezas de bronce más conocidas y más características de Alberto Giacometti (1901-1966) y es, desde hace años, un verdadero icono del arte moderno. Ejecutada en 1960 y moldeada en 1961, la autenticidad de la pieza subastada ayer ha sido garantizada por la Fundación Alberto y Annette Giacometti.

Su primer propietario fue la Galería Maeght de París, que se la compró al artista. En diciembre de 1961 fue adquirida por la Sydney Janis Gallery de Nueva York, luego por la familia Cohen de Nueva York, el doctor Milton Ratner, también de Nueva York, otra vez la Sydney Janis Gallery, que en 1980 se la vendió al Dresdner Bank.

La escultura formaba parte de un proyecto público comisionado a Giacometti por el Chase Manhattan Plaza en Nueva York y, una vez completado, se convirtió en la primera gran escultura moderna del distrito financiero neoyorquino.

WALTER OPPENHEIMER

0 comentarios :