martes, 1 de marzo de 2011

En el ojo de Dennis Hopper



Dennis Hopper tenía una visión muy particular de la vida. Más allá de su papel en 'Rebelde sin Causa' o de su primer largometraje como director ('Easy Rider'), el cineasta tenía una afición con la que reflejaba su particular mundo: la fotografía. De hecho, en los años 60, su cámara era su fiel aliada, en los rodajes, en las fiestas, en las cenas y en los bares e incluso cuando conducía. Hopper 'miraba' con su ojo 'creativo' y se dejaba llevar por el instante.

Ahora, Taschen ha recopilado las imágenes -muchas de ellas inéditas- que reflejan la prodigiosa mirada fotográfica de Hopper en 'Dennis Hopper: Photographs 1961-1967'. Un libro que no sólo muestra una selección (realizada por el propio cineasta y por el galerista Tony Shafrazi) de su trabajo. En este volumen, Taschen también incluye un ensayo introductorio y fragmentos de diversas entrevistas realizadas por Victor Bockris a los amigos, familia y modelos de Hopper.



En 'Dennis Hopper: Photographs 1961-1967' se profundiza ya no sólo en la vida y en el trabajo del artista, actor, guionista y director sino que también ahonda en su mente, en el pensamiento de una de las personalidades más inquientantes y fascinantes del cine.

Hopper fotografió desde estrellas del cine o de la música pop hasta a completos desconocidos, pasando por escritores o artistas. No importaba el lugar. El cineasta captó instantes muy variopintos: Tina Turner en su estudio, Paul Newman en un rodaje, Andy Warhol o incluso Martin Luther King en la Marcha de los Derechos Civiles de Selma a Montgomery (en Alabama). Su 'ojo' para el cine lo trasladó también al mundo de la fotografía, llegando a captar algunos de los momentos más interesantes de su generación.



Taschen publica una edición del recopilatorio sólo para coleccionistas, limitado a 1.500 ejemplares firmados por el propio fotógrafo. Hopper se refiere a esta época con estas palabras: "Estaba haciendo algo que pensaba que podría tener cierto impacto algún día. En muchos sentidos, son realmente estas fotografías las que me mantuvieron activo creativamente."

El nombre de Dennis Hopper, fallecido en mayo de 2010 en California tras sufrir un cáncer de próstata, va unido al concepto de 'nuevo cine norteamericano'. 'Easy Rider' fue su primer largometraje, pero no todo quedó ahí. A lo largo de su carrera actuó en cientos de películas y espectáculos de televisión como 'Apocalypse Now', 'Basquiat' o 'Eley'.



Su faceta de artista fotográfico arrancó en 1961 después de que Brooke Hayward (su esposa de aquella época) le regalara una cámara por su cumpleaños. Las obras del director, que ya pintaba desde pequeño, han sido exhibidas por todo el mundo, como 'Dennis Hopper double standard' que se celebró este verano en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (MOCA) o 'Dennis Hopper y el Nuevo Hollywood', en París.

0 comentarios :