lunes, 22 de octubre de 2012

El arte visual de Saul Bass



El Círculo de Bellas Artes de Madrid presenta la exposición Saul Bass. Carteles de cine, dedicada al célebre diseñador gráfico estadounidense, quien realizó algunos de los carteles más memorables de la historia del cine: Psicosis, Vértigo, Anatomía de un asesinato, Éxodo o El hombre del brazo de oro, entre otras. En realidad, toda la moderna concepción del diseño de carteles de cine y de los títulos de crédito tiene su base en los trabajos de Saul Bass.

Bass abrió su propio estudio, dedicado principalmente a la publicidad, en Los Ángeles en 1950, y allí conoció a Otto Preminger, quien lo invitó a diseñar el póster para su película Carmen Jones. Éste fue el comienzo de una larga colaboración no sólo con Preminger sino con los directores de cine más laureados de la historia: Billy Wilder, Alfred Hitchcock o Martin Scorsese, entre otros muchos.



Bass comenzó utilizando estilizados diseños abstractos ricos en contenido simbólico que de un golpe visual consiguen impactar al espectador y llamar su atención sobre la película. Cada uno de sus carteles se convierte, así, en una meditada obra de arte moderno. Bass fue un gran innovador, un visionario con una perspectiva rabiosamente contemporánea del diseño cinematográfico, un autor con un estilo inconfundible cuya obra pertenece ya al imaginario colectivo de los amantes del cine.

En palabras de Gerardo Vera, “Bass consigue en una sola imagen, plasmar la idea de la película en una síntesis poderosa y definitiva que ya es, por derecho, marca de la casa sus carteles apuntan, insinúan, casi nunca definen, dejando así un amplio margen para que sea el espectador quien complete su propia visión” “Las creaciones de Bass son como potentes lentes de aumento que iluminan los aspectos más esenciales y ocultos de la película, completando el trabajo del director, los actores, el iluminador, el director artístico y todos los integrantes del film”.

Pero el trabajo de Bass no sólo se limitó al diseño de carteles, sino que también participó en el desarrollo de escenas cinematográficas tan reconocibles como la famosa escena dela ducha en Psicosis. Igualmente a él se le atribuye la dignificación y transformación de los títulos de crédito como un arte, un componente más de cada película que adelanta, cuenta, introduce o insinúa la historia del filme.

Para acompañar la muestra, el Cine Estudio del CBA dedica un ciclo de cine al cartelista que repasa los jalones más importantes de su filmografía. Entre el 11 de octubre y el 4 de noviembre podremos ver en la gran pantalla los siguientes títulos:

Buenos días, tristeza (Bonjour tristesse, Otto Preminger, 1958)
Vértigo / De entre los muertos (Vertigo, Alfred Hitchcock, 1958)
Horizontes de grandeza (The Big Country, William Wyler, 1958)
Anatomía de un asesinato (Anatomy of a Murder, Ottio Preminger, 1959)
Con la muerte en los talones (North by Northwest, Alfred Hitchcock, 1959)
Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960)
Primera victoria (In Harm’s Way, Otto Preminger, 1965)
El rapto de Bunny Lake (Bunny Lake Is Missing, Otto Preminger, 1965)

0 comentarios :